Mal Pelo

Todos los nombres

Eres aquello que haces y aquello que te niegas hacer. Eres aquello que acumulas. Eres lo que te ha precedido sin tu consentimiento. Eres también lo que decides ser. Eres todo aquello que contribuye a definirte, a nombrarte. Y luego, en el mejor de los casos, puedes sacudirte esos sustantivos que por fin eres tú y relajarte un poco.

Bailarín, por ejemplo, es un sustantivo entre tantos otros. En una de las ediciones del Mov_s, pude preguntarle a María Muñoz una duda recurrente ¿Qué es un bailarín?

“Hay tantos bailarines como personas -dijo. En la danza encontré una manera de juntar intereses que tenía en la vida (…) Muchas veces he pensado que ser un bailarín era el filtro a través del cual tenía la posibilidad de conocer diferentes perspectivas sobre el mundo, sobre la realidad.”

Es un lugar común la idea de que el artista canta, pinta, baila, interpreta por la necesidad de exteriorizar algo, de comunicar ideas y despertar sensaciones. Pero la creación no es sólo un catalizador sino un modo más de comprender la realidad ¿Somos uno entre tantos nombres? ¿Somos uno o todos los nombres?

“He oído decir que la necesidad de nombrar viene de la carcajada. Pero también, he oído decir que puede venir del terror, y también he oído decir que tiene que ver con todas esas preguntas que nos hacemos sobre la identidad”

Alejandra Aguirre

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *