Fuera de escena

A lo largo de cuatro años, una cámara recoge el discurrir cotidiano en los salones de Danza Contemporánea de Cuba, una de las compañías más emblemática de la escena habanera. Entrenamientos, montajes coreográficos, giras internacionales son,por lo general, el contexto a partir del cual se aborda la danza como voluntad colectiva.
Al mismo tiempo emergen reflexiones, temores, contradicciones y certezas individuales.
¿Qué es un bailarín? No hay una respuesta simple ni univoca. Otros temas asociados no tardan en confluir: el cuerpo, el instinto, el movimiento, la longevidad en la profesión y la relación del artista con la escena y con su entorno inmediato.
Hablar de danza implica hablar del cuerpo, y eso supone localizarlo en un mapa espacio-temporal. El bailarín, por tanto, deviene ciudadano común en una necesidad permanente de interpretar la vida y el movimiento al unísono. El discurso verbal y cinético de FUERA DE ESCENA nos remitirá una y otra vez a la Cuba contemporánea.

 

8435685814_106abc0060_k8434563189_f4e460b13d_k13567983573_24dff24bc1_k